Problemas con el afeitado?

    

     Para muchos hombres un acto tan normal en su rutina como lavarse los dientes se convierte en un verdadero suplicio, puesto que cada vez son más los hombres que sufren problemas derivados del afeitado tales como heridas, irritaciones, sarpullido, picazón o foliculitis.

 

     El afeitado diario supone someter a la piel del rostro a un proceso estresante, puesto que, durante el afeitado, no solo se elimina el pelo, sino que junto con él se eliminan lípidos superficiales y parte de la capa cornea, capa más superficial de la epidermis. Esta eliminación forzada supone un incremento en el ciclo de regeneración epidérmica.

 

     Para prevenir este tipo de problemas es importante adoptar una serie de medidas específicas tanto en el proceso de pre-afeitado como en el post-afeitado.

Leer más 0 comentarios

Ganadoras SORTEOS

Ya tenemos a las 3 Ganadoras de los sorteos.

 

Las elegidas deberán de ponerse en contacto a través del email info@hipatiabiocosmetics.com

 

Muchas Gracias a todos por participar!!

SORTEO

Con motivo de San Valentín os traemos un nuevo Sorteo!

Porque te queremos y queremos que tu piel siga libre de tóxicos.

 

Te lo ponemos muy fácil!!!!

 

Quieres ganar 3 productos a elegir de Hatipai Biocosmetics?

 

Explicanos porqué te gusta nuestra marca y que echas en falta, rellenando el formulario que encontrarás más abajo.

 

Entre todas elegiremos la más original!!! y ganarás 3 productos de nuestra gama.

 (Válido hasta el 21 de febrero)

También puedes participar via Facebook e Instagram

Leer más

Aceite de Almendras Para el Cabello? SI

Leer más 0 comentarios

la importancia de la agricultura ecológica

 

Insecticidas en los alimentos, la exposición cotidiana

Son usados como insecticidas, herbicidas y fungicidas para usos agrícolas, en el mantenimiento de parques y jardines y en el control de plagas.

 

Pueden producir intoxicaciones, suicidios, disminución de la fertilidad, abortos espontáneos, alteración de funciones hormonales y mayor riesgo de cáncer. De las 500 sustancias autorizadas, entre 50 y 70 de ellas son muy preocupantes, porque son alteradores hormonales (disruptores endrocrinos).

 

En el cuerpo se almacenan y se bioacumulan residuos de pesticidas usados en la agricultura que han contaminado los piensos de los animales o que han pasado a la cadena alimentaria humana a través de la alimentación. Muchos son persistentes, por lo que se acumulan en los tejidos grasos.

Leer más 0 comentarios

beneficios del TRIGO INTEGRAL y la avena

 

Los beneficios de trigo integral se conocen desde hace años. Pero, sus beneficios para la salud dependen de la forma en la que se consuma.

 

El trigo procesado no contiene las mejores partes del grano.

Durante el procesamiento del grano, se elimina el 40% de su contenido original, lo que lo hace ser menos nutritivo.

 

 

El 100% de los nutrientes del trigo integral contiene germen de trigo y salvado. Así, cuando se come trigo completo se disfruta de los muchos beneficios para la salud que vienen con el grano. El trigo integral en su forma original es una de las fuentes más ricas en fibra, manganeso y magnesio.

 

Leer más 0 comentarios

Nuevas alergias, Descubriendo al KATHON CG

Estos últimos años, han aumentado considerablemente las personas que sufren algún tipo de alergia.

El sistema inmunitario normalmente protege al cuerpo de sustancias nocivas como las bacterias y los virus. Este sistema también reacciona ante sustancias extrañas, llamadas alérgenos. Estos son generalmente inocuos y en la mayoría de las personas no causan problemas.

En una persona con alergias, la respuesta inmunitaria es hipersensible. Cuando el sistema inmunitario reconoce un alérgeno, libera una respuesta. Se secretan químicos como las histaminas, los cuales provocan síntomas de alergias.

 

Últimamente hemos recibido muchas consultas de personas con problemas en la piel. Sobre todo alergias causadas por el Kathon CG.

Leer más 4 comentarios

dermatitis atópica

Es un trastorno cutáneo prolongado (crónico) que consiste en erupciones pruriginosas y descamativas. También se lo conoce como eccema.

 

Se debe a una reacción (similar a una alergia) en la piel. La reacción lleva a hinchazón y enrojecimiento continuos. Las personas con dermatitis atópica pueden ser más sensibles debido a que su piel carece de ciertas proteínas.

 

La piel atópica carece de los factores hidratantes naturales de la piel, como los aminoácidos, y la formación de lípidos de barrera es imperfecta. Todos estos factores conllevan que la barrera cutánea sea débil y que las capas inferiores sean propensas a sufrir infecciones por rascado con las uñas.


Los propios síntomas de la dermatitis atópica también son factores desencadenantes. Como la piel está seca y pica, los afectados se rascan. Al rascarse, se altera la función de barrera de la piel. Con ello las capas subyacentes quedan expuestas y resultan vulnerables a las infecciones por agentes del medio. Las bacterias provocan irritación por lo que continúa el picor. Esto se conoce como "ciclo de la piel atópica".

 

Leer más 0 comentarios

Frío!! Protege tu piel

Leer más 0 comentarios

una navidad sostenible

Ya se acerca la Navidad y es tiempo de compras y regalos para los nuestros.

Pero este año podemos ser un poco más responsables, no comprar regalos innecesarios y además comprar productos sostenibles.

Os queremos hablar de dos plataformas en las cuales Hatipai colabora, Mimbio Shop y Green and Trendy Market.

En ambas podéis encontrar una selección de productos, desde cosmética natural, moda, juguetes para los niños y cosas para el hogar, entre otras. Todos ellos naturales, certificados y sostenibles.

Podemos colaborar a tener un mundo mejor con nuestras acciones, sean grandes o pequeñas, son importantes para conseguirlo, así que porqué no regalar productos sostenibles?

Os dejamos algunas ideas.

Leer más 0 comentarios

VELAS DE SOJA, más saludables, más duraderas

Leer más 0 comentarios

SORTEO: GANA UN PACK DE CUIDADO FACIAL!!

Leer más 24 comentarios

Descubriendo ingredientes (II): ROSA CANINA, Nutritiva y Rejuvenecedora

Leer más 2 comentarios

Descubriendo Ingredientes (I) : ACMELIA, ANTIARRUGAS NATURAL

Leer más 1 comentarios

ECO Baby

 

La piel del bebé recién nacido es tierna e inmadura. Su sensibilidad es extrema debido a que al bañarles o lavarles por primera vez tras su nacimiento, pierden la protección natural frente a los agentes externos que les cubre en el útero materno.

 

Utilizar productos con pH neutro, evitar la exposición solar, utilizar ropas de algodón y evitar los roces en los pliegues de la piel son algunas de las medidas que podemos adoptar para proteger la delicada piel del bebé recién nacido.

 

Para sus aseos deberíamos utilizar productos que no contengan alcohol. Algunas firmas tienen fórmulas hipoalergénicas, diseñadas específicamente para los niños, que no contienen parabenos ni sustancias tóxicas, y que son elaborados a base de agua termal.

 

Aunque deberíamos apostar por jabones suaves ecológicos, totalmente libres de tóxicos, que contengan gran porcentaje de sustancias emolientes y nutritivas, para proteger y reemplazar la capa lipídica (aceite de oliva, almendra, manteca de karité, manteca de cacao, etc…)

 

Uno de los productos que conviene evitar completamente es el talco, que suele estar contaminado con asbesto, y está especialmente relacionado con cáncer de pulmón y ovario.

 

Respecto a otras sustancias tóxicas, recomendamos especialmente evitar los derivados de petróleo, como los aceites minerales y parafinas, que cubren la piel con una película plástica que le impiden respirar, no se pueden metabolizar por el hígado y no son saludables. Los podéis reconocer en las etiquetas por estos nombres: paraffinum, paraffinum liquidum, petrolatum.

 

También conviene evitar especialmente todos los perfumes sintéticos y los ftalatos,  importantes alteradores endocrinos, colorantes (especialmente las anilinas) y humectantes sintéticos (como el propilenglicol).

 

Aunque el baño del bebé consigue relajar a los niños, también pueden resecar su piel, por lo que tendremos que buscar un champú/gel de baño que no contenga jabón en su formulación, limpiando la piel y el cabello gracias a su base lavante vegetal. Entre los principales ingredientes de este tipo de productos encuentran la Caléndula Bio y el Aloe Vera Bio.

 

La Caléndula contiene fitosteroles y betacarotenos, y cuenta con propiedades antiinflamatorias y suavizantes para la delicada piel del bebé, mientras que el Aloe Vera es un ingrediente extrahidratante, que consigue suavizar, tonificar y cicatrizar posibles heridas, aportando una mayor resistencia a la piel.

 

Para elegir la crema hidratante de cara y cuerpo, deberemos buscar un producto que sea elaborado con principios activos naturales que hidraten la delicada piel del bebé. Un

Ejemplo de ingredientes que puede contener en su formulación son:

 

- Aceite Biológico de Rosa Mosqueta: Rico en Vitaminas C, A, E, B1, B2 además de en ácidos grasos esenciales, que consigue regenerar la piel al mismo tiempo que la suaviza y la protege de las agresiones externas. Es un aceite que hidrata de forma prolongada, manteniendo su equilibrio hidrolipídico al mismo tiempo que activa tanto la acción regeneradora como la acción protectora de la piel.


- Manteca de Karité: Cuenta con propiedades emolientes, suavizantes y regeneradoras, hidratando, suavizando y protegiendo los tejidos celulares.


- Aloe Vera: Ingrediente extrahidratante que suaviza la piel al mismo tiempo que la tonifica y le confiere una mayor resistencia, consiguiendo incluso cicatrizar posibles heridas.

 

 

No solo podemos cuidar de nuestros hijos de un modo más ECO utilizando productos de cosmética natural, sino que también podemos evitar el contacto de su piel con sustancias nocivas utilizando ropa de fibras naturales, usando detergentes para lavar su ropa menos agresivos, cuidar su alimentación, utilizando, si es posible, ingredientes de procedencia ecológica y de proximidad, de este modo estarás seguro que la comida de tu hijo está libre de pesticidas que pueden dañar su organismo.

Otro ejemplo es el uso de pañales ecológicos. Estos pueden ser de tela, o si aún no te animas al cambio, tienes pañales desechables, libres de fragancias y cloro, que además de evitar rozaduras al bebe, tardan una media de 5 años en descomponerse, frente a los 400-500 años de los pañales convencionales.

 

Existen también toallitas orgánicas, libre de productos irritantes. Las mamás todo lo queremos limpiar con este producto que no falta en ninguna pañalera ni bolso de paseo.

 

Otro modo de eliminar el contacto con las sustancias tóxicas de nuestro bebe es controlar la composición de los productos utilizados en la limpieza del hogar, que en ciertos casos pueden provocarles alergias o irritaciones. Para que no suceda, fíjate siempre en lo que dicen las etiquetas y elige siempre los que digan no tóxico, libre de químicos y en lo posible, orgánicos. Hay un sinfín de productos, como detergente, limpia suelos, limpia cristales...., y si no encuentras el adecuado, siempre lo puedes hacer tu misma.

 

Ya veis, hay un sinfín de posibilidades! Os animamos a que seáis unas madres más ECO.

 

0 comentarios

COMO AYUDO A MI CABELLO?

El cuero cabelludo, siempre protegido por nuestro cabello, siempre ha pasado desapercibido. Apenas le prestamos la atención que se merece, pero al igual que el resto de la piel se puede deshidratar, desnutrir o envejecer.

 El picor, el enrojecimiento... muchos pueden ser los síntomas que nos pongan en alerta de que nuestro cuero cabelludo no está sano y necesita un extra de cuidados.

 

A continuación indicamos posibles tratamientos para cada tipo de cuero cabelludo:

 

Cuero cabelludo Sensible:

 

Un cuero cabelludo sensible es un cuero cabelludo que siente picor y está irritado. Algunos factores, como la contaminación, el estrés o incluso productos demasiado agresivos pueden provocar que el cuero cabelludo se vuelva demasiado sensible. Para tratar de manera efectiva tu cuero cabelludo, además de mantener una dieta equilibrada y tratar el estrés, puedes utilizar productos que contengan los siguientes ingredientes:

 

  • Caléndula (Calendula officinalis). La caléndula es una planta que ayuda a resaltar el color de la melena, sea ésta clara, castaña u oscura, y elimina los restos de cloro y sal que suelen acumularse con el lavado diario. Además, nutre y fortalece los folículos pilosos (glándulas que generan los cabellos), y ayuda a revertir los daños generados por la contaminación.

  • Ciprés (Cupressus sempervirens). Con su piña o nuez se elabora un extracto que oculta las canas de manera discreta. Como tónico capilar es muy suave y estimula el crecimiento de la melena, a la vez que frena la caída del cabello.

  • Manzanilla (Matricaria chamomilla). Se trata de una planta muy útil para suavizar y limpiar el cabello, a la vez que ayuda a mantener un tono rubio o claro; combate la resequedad del cuero cabelludo, equilibra la producción de grasa y previene la aparición de caspa.

  • Papaya (Carica papaya). Es un fruto originario de las zonas tropicales del continente americano; sus semillas y cáscara poseen papaína, sustancia que se emplea para suavizar, hidratar y regenerar al cuero cabelludo, sobre todo en pieles muy sensibles o delicadas; también es benéfica para melenas maltratadas, resecas o sin cuerpo.

  • Saponaria (Saponaria officinalis). Extractos de hojas y raíces de esta planta se emplean sobre todo para elaborar shampoos y enjuagues; tiene la cualidad de limpiar perfectamente la piel, por lo que contribuye a erradicar padecimientos del cuero cabelludo como psoriasis y eccema. También fortalece al cabello.

  • Stevia: Ayuda a combatir la inflamación y disminuir el picor en el cuero cabelludo, al mismo tiempo reduce la producción de sebo.

 

Cuero cabelludo Seco:

 

Un cuero cabelludo seco puede ser resultado del uso de un champú que despoja al pelo de sus aceites naturales de protección. Cada mecha de cabello está conformada por varias capas de queratina y proteínas. El cuero cabelludo también produce sebo, o una capa de aceite, similar a la que se produce por la piel en otras áreas del cuerpo. El uso excesivo o utilizar champús que eliminan los aceites de protección puede resultar en un cuero cabelludo seco y picazón que también puede ser escamosa. Utilizar un champú hidratante y acondicionador de cabello apropiado cada vez que lavas el pelo puede reducir el cuero cabelludo seco.

 

El uso excesivo de secadoras de pelo, tenazas y productos comerciales para el cabello que contienen alcohol pueden contribuir a un cuero cabelludo seco. La exposición al calor, el viento y el sol también puede crear a esta condición. Lavar el pelo regularmente con un champú hidratante de limpieza y el uso de un acondicionador suave con flores de manzanilla o aceite esencial de lavanda pueden ayudar a reducir también esta situación. Lo más recomendable es recurrir a productos naturales hechos a base de almendras dulces y aguacate entre otros.

 

  • Aguacate (Persea americana). Rico en vitaminas A y E, así como en aceites naturales y proteínas, es un acondicionador perfecto para todo tipo de cabello. Tiene poderoso efecto nutriente que lo vuelve especialmente idóneo para la reparación de melenas con problemas de resequedad.

  • Almendras dulces (Prunus dulcis). El aceite obtenido de estos frutos secos es poderoso humectante y fuente de nutrientes para el cabello (complejo B, vitamina E y minerales como magnesio, fósforo, potasio y zinc), por lo que le da brillo y suavidad, amén de que lo hace muy manejable. Asimismo, es empleado en tratamientos para eliminar la resequedad.

  • Naranjo (Citrus vulgaris). El extracto de sus flores posee efecto astringente, es decir, limpia a profundidad el cabello, con lo que ayuda a eliminar el exceso de grasa. Se suele mezclar con otros aceites para contrarrestar la formación de caspa; también ayuda a reducir irritación y enrojecimiento en el cuero cabelludo. El jugo de su fruta, la naranja, ayuda a controlar el exceso de grasa.

  • Rosas (Rosa gallica L.). El aceite obtenido de los pétalos y estambres de esta flor es de color amarillo verdoso, pálido y de olor muy intenso y aromático; sirve para tratar al cuero cabelludo cuando está seco y genera comezón. También aromatiza la cabellera y le da sedosidad.

  • Sábila (Aloe vera). La pulpa de esta planta del desierto es rica en aminoácidos, minerales, vitaminas, enzimas, proteínas y polisacáridos que humectan y nutren tanto al cabello como al cuero cabelludo; también posee aloína, sustancia que revitaliza al cabello tornándolo más flexible, reluciente, dócil y resistente. Es ideal para el tratamiento de melenas delgadas, quebradizas o maltratadas.

 

Cuero cabelludo Graso:

 

Aquellos que tengan pelo graso, en cambio, deberían buscar un champú natural que tenga como ingredientes principales alguno de los siguientes elementos: Stevia y hamamelis entre otros.

 

  • Cacahuanache (Licanea arborea).Muy utilizado en tiempos recientes, este vegetal nutre, fortifica y estimula los folículos pilosos; su uso continuo da como resultado una cabellera con cuerpo, abundante, fuerte, sedosa y brillante. También previene la calvicie, caspa y seborrea, debido a que regula la secreción sebácea.

  • Hamamelis (Hamamelis virginiana). Es un árbol pequeño parecido al avellano cuyo extracto estimula a los folículos y nutre el cabello desde la raíz. Perfuma la melena y la protege de las agresiones generadas por contaminantes y polvo. También ayuda a tratar cuero cabelludo graso.

  • Jojoba (Simmondsia chinensis). De la semilla de este árbol se obtiene un aceite rico en ceramidas, que son sustancias muy parecidas a las que dan cuerpo y estructura tanto al cabello como a la piel; por ello, su uso permite profunda hidratación y nutrición capilar y del cuero cabelludo. Asimismo, posee ácido linoléico, que contribuye a regular la generación de grasa, y vitamina E, que elimina los radicales libres responsables de envejecimiento prematuro.

  • Kiwi (Actinia chinensis). Este fruto posee alto poder humectante y brinda agradable frescura; es muy útil para eliminar el exceso de grasa en el cuero cabelludo y ayuda a eliminar de él las células muertas.
  • Limón (Citrus limonum). El jugo de este fruto es muy útil para luchar contra el exceso de secreciones sebáceas; también se sabe que posee la facultad de aclarar el color del cabello y darle brillo.
  • Menta (Mentha piperita). Restablece el nivel de ácidos naturales que se deteriora con el uso del shampoo comercial, y ofrece delicada y profunda limpieza que remueve la grasa sin estropear al cabello. También vigoriza los folículos y brinda ligera frescura.
  • Romero (Rosmatynum officinalis). Revitaliza el cuero cabelludo a la vez que estimula y fortalece el crecimiento capilar. Junto con otras plantas es auxiliar en casos de seborrea o caspa y para prevenir la calvicie. Asimismo, limpia a profundidad y elimina liendres (huevecillos de los piojos).
  • Stevia: Se usa para tratar el exceso de de grasa en el cabello. Además de ayudar a combatir la inflamación y disminuir el picor en el cuero cabelludo, al mismo tiempo reduce la producción de sebo.

 

Como puede observarse, la variedad que nos ofrece la naturaleza es enorme y brinda una o varias soluciones al mismo problema.

 

En el Champú de Hatipai Biocosmetics, hemos intentado ofrecer gran cantidad de ingredientes que ayuden a cada tipo de cabello a estar fuerte y sano. Como ingredientes principales está presente la Stevia, el Aceite de Almendras Dulces y el Aloe Vera.

 

Se puede utilizar en todo tipo de cuero cabelludo, atacando los problemas más comunes como el cabello graso, al deshidratación, la caspa o los eczemas.

 

 

Notarás la diferencia, NO LO DUDES!!

 


 

Leer más 2 comentarios

Dime que piel tienes y te diré que necesitas

Cada piel tiene unas características y necesidades específicas. Por eso, antes de escoger un producto de belleza, debes tener en cuenta cómo es tu piel para poder escoger adecuadamente.

 Ten en cuenta antes de aplicar cualquier crema o tratamiento herbal que es necesario lavar tu cara perfectamente con agua mineral.

Si tienes la piel NORMAL, sería lo que podría llamarse una piel sin problemas. Una piel equilibrada: ni grasa ni seca ni propensa a las imperfecciones (acné).

Tiene un buen aspecto, está hidratada y luminosa, con un tono uniforme y poros pequeños.

Es poco común entre adultos, pero es más común entre los niños. También en personas que se cuidan y tienen una buena alimentación y buenos cuidados de belleza. 

Soportan todo tipo de cosméticos: no se irritan, no son propensas a las rojeces ni tienen alergia a los componentes.

  

Si tenemos problemas de piel como dermatitis, eccemas, soriasis, piel hiperreactiva o alérgica, tenemos la piel SENSIBLE. Encontramos una amplia variedad de plantas adecuadas para calmar e hidratar este tipo, siendo estas las más adecuadas:

  • Avena: La avena es uno de los cereales más beneficiosos para la piel, aunque las pieles que más y mejor se aprovechan de sus características son las pieles más secas y sensibles. La avena tiene propiedades suavizantes e hidratantes gracias a los minerales y aminoácidos que contiene.

  • Manzanilla: Sus propiedades suavizantes y desinflamatorias harán que esta planta sea estupenda para bajar hinchazones, disimular ojeras, rojeces e incluso también para aliviar reacciones alérgicas, dermatitis, etc..

  • Stevia: Promueve los procesos de curación de eccemas, rojeces, soriasis o piel alérgica. 

Si tienes la piel GRASA hay que limpiar el exceso de grasa y células muertas, y acelerar su renovación y exfoliación.

Podemos usar limpiadores a base de:

  • Pepino: El pepino sobre un rostro graso podrá limpiarlo de impurezas, y reducirá la abertura de los poros, por lo tanto, la producción de grasa disminuirá.

  • Salvia: La salvia es muy beneficiosa para la salud ya que tiene alto poder cicatrizante y bactericida, resulta muy efectiva para limpiar la piel el profundidad y combatir los granos y acné.

  • Avena: Poder exfoliante que ayuda a regenerar la piel y le aportar buenos nutrientes para hacerla lucir mucho mejor.

  • Aloe Vera: Su poder astringente ideal para pieles grasas.
  • Stevia: Actua contra la producción de sebo y ayuda en la regeneración de la piel eliminando las manchas.

Como exfoliante, nada mejor que la aplicación de arcilla verde en el rostro, la cual, además de nivelar el ph, ayudará a la buena regeneración celular y relajara el cutis, permitiendo que el poro se relaje y permita el buen flujo de grasa. Otro exfoliante natural para cutis graso es la avena.

DESPUES DE LA EXFOLIACIÓN, HIDRATACIÓN: las cremas que contienen aloe, miel de abeja, stevia y pepino son las más recomendadas para el cutis graso.

 

La piel SECA carece de grasa y humedad, y tiene un aspecto escamoso o laminoso. Suele ser delgada e, incluso, transparente, con pocos o nulos poros visibles. Con frecuencia, la piel seca se siente “tiesa” después de lavarla. Puede adolecer de elasticidad y flexibilidad.

Utilizar una crema hidratante y una especial (más densa) por la noche, sobre todo en el área alrededor de los ojos. Si contienen aguacate, jojoba y almendras, ayudarán a hidratar. Además tenéis el Aloe vera, que tiene propiedades suavizantes, curativas y humectantes si se usa de manera tópica sobre la piel extremadamente seca, y la miel, que tonifica, suaviza y humecta.

 

A parte de saber elegir el cosmético más adecuado según nuestro tipo de piel, a todos nos interesa saber que otros ingredientes nos pueden ayudar a combatir ciertos signos de la edad o pequeños defectos de la piel. Las más demandadas son las cremas anti-arrugas. Los principales ingredientes deben ser los siguientes:

  • Hiedra: Tiene propiedades humectantes, alivia la congestión y acelera el intercambio de fluidos. Se puede utilizar en todo tipo de piel, incluso en tratamientos antiarrugas en el contorno de los ojos.

  • Aloe: El gel de aloe contiene alrededor del 99,4% de agua en peso, contiene polisacáridos mucilaginosos responsables de la capacidad de retención de agua. Entre las bondades de esta planta, se encuentran su capacidad revitalizante y cicatrizante, y es una potente regeneradora celular. La crema, el gel y los tratamientos antiarrugas con aloe resultan ser uno de los más eficaces para borrar arrugas y el deterioro del rostro por todas las propiedades que la planta le brinda a la piel. Es buen reconstituyente dérmico en casos de sequedad de la piel, previene y desvanece arrugas satisfactoriamente.

  • Centella asiática: Es conocida en Asia como “La hierba de los tigres”, debido a que los cazadores seguían el rastro de estas enormes fieras observando las centellas, ya que los tigres heridos tenían la costumbre de revolcarse en los arbustos para curarse las heridas. Esta planta trepadora y muy resistente crece en zonas tropicales, se ha utilizado tradicionalmente como un excepcional complejo antiarrugas y renovador de los tejidos, aconsejada para las arrugas y las más acusadas cicatrices e imperfecciones de la piel debidas al paso del tiempo. La centella asiática controla la formación de las fibras de colágeno y elásticas. Su presencia en una crema hidratante la hace ideal para todo tipo de cutis, incluso las pieles con acné, por su gran poder cicatrizante.

  • Pie de león (Alchemilla vulgaris): Es buena combinándose con la cola de caballo, lo cual produce un efecto astringente. Esta combinación protege las fibras elásticas nuevamente producidas, favoreciendo la reparación del tejido conectivo.

  • Manzanilla: Con propiedades humectantes, antiinflamatorias y rejuvenecedoras, calma la hipersensibilidad en el área tratada, lo cual mejora la tolerancia de la piel durante cualquier tratamiento, aliviando la congestión.

  • Romero: Recientes estudios demuestran su eficacia como preventivo de arrugas, la formación de oxicolesterol y la posible alteración de las membranas celulares, ya que es rico en antioxidantes.

  • Stevia: Las preparaciones cosméticas a base de Stevia se pueden usar como loción para el rostro, logrando un estiramiento y una apariencia fina y lozana, además de brindar una sensación de suavidad efectiva de la piel.

En la naturaleza podemos encontrar un buen número de plantas con efectos cicatrizantes y regeneradores que sirven para minimizar cicatrices y estrías. Estos productos deben contener ingredientes como:
  • Aloe Vera: Sus excelentes propiedades regenerantes y cicatrizantes la convirtieron en una de las plantas más mediáticas, aunque también destaca por sus propiedades antiinflamatorias.

  • Centella Asiática: Se ha convertido sin duda en el nuevo Aloe Vera, sólo que cuenta con otros alicientes ya que, además de sus excelentes propiedades regenerantes, cuenta también con la propiedad de estimular la producción de colágeno, por lo que también puede considerarse como una de las mejores plantas para luchar contra los signos del envejecimiento.

  • Rosa mosqueta: Este arbusto es un potente regenerador que ayuda a disimular las cicatrices y estrías.

  • Stevia: También se hace presente para hacerle frente al acné y la dermatitis, y ayuda a cicatrizar cortes en la piel rápidamente.

Leer más 1 comentarios

LOS SELLOS DE LA COSMÉTICA ORGÁNICA

Leer más 0 comentarios

CHAMPÚ SI! Pero natural

 El champú es un producto para el cuidado del cabello, es usado para limpiarlo de suciedad, de la grasa formada por las glándulas sebáceas, de las escamas de piel y, en general, de numerosas partículas contaminantes que gradualmente se van acumulando.


El término y el servicio fueron introducidos en Gran Bretaña por Sake Dean Mahomed, migrante de India, que abrió unos baños de "shampoo", conocidos como Mahomed's Indian Vapour Baths (Baños Indios de Vapor de Mahoma), en Brighton en 1759. Estos baños eran similares a los baños turcos, pero los clientes recibían un tratamiento indio de champi (masaje terapéutico). Sus servicios eran muy apreciados, tanto que Mahomed recibió el alto honor de ser nombrado "Cirujano de champú" para los reyes Jorge IV y Guillermo IV.

En los primeros tiempos del shampoo, los peluqueros ingleses hervían jabón en agua y añadían hierbas aromáticas, las cuales servían para dar brillo y fragancia al pelo.

El primer fabricante conocido de champú fue Kasey Hebert, a quien, hoy en día, aun se le atribuye su origen. Hebert vendió su primer champú con el nombre de "Shaempoo" en las calles de Londres.

 
En sus inicios, el jabón y el champú eran productos muy similares, ambos contenían surfactantes, también conocidos como tensioctivos, ingredientes fundamentales en la mayoría de detergentes y agentes limpiadores. El champú moderno, tal como se lo conoce en la actualidad, fue introducido por primera vez a mediados de la década de 1930 con "Drene", el primer champú sintético (no jabonoso).

 
El champú limpia separando el sebo del cabello. El sebo es un aceite segregado por las glándulas sebáceas, expulsado al exterior mediante los folículos pilosos. Es fácilmente absorbido por los cabellos, formando una película protectora que protege de daños externos a la estructura proteínica del cabello, pero tiene un coste asociado: el sebo tiende a atrapar la suciedad, las escamas del cuero cabelludo (caspa) y los productos que se suelen añadir al cabello (perfumes, gomina, geles, etc). Los surfactantes/tensoactivos del champú separan el sebo de los cabellos, arrastrando la suciedad con él.

 
El mecanismo químico que hace funcionar el champú es el mismo que el del jabón. El cabello sano tiene una superficie hidrofóbica a la que se adhieren los lípidos, pero que repele el agua. La grasa no es arrastrada por el agua, por lo que no se puede lavar el cabello sólo con agua. Cuando se aplica champú al cabello húmedo, es absorbido en la superficie entre el cabello y el sebo. Los surfactantes aniónicos reducen la tensión de superficie y favorecen la separación del sebo del cabello. La materia grasa (apolar) se emulsiona con el champú y el agua, y es arrastrada en el aclarado.

 

La cuestión es que el jabón se mezcla con la grasa con demasiada afinidad, de manera que si se usa para lavar el cabello elimina demasiado sebo. En los champús actuales ya se emplean tensioactivos más equilibrados que los utilizados en el jabón, evitándose una eliminación masiva del sebo, no obstante, todavía resultan demasiado agresivos para el cabello.

  

Pero no solo los tensoactivos son perjudiciales para nuestro cabello, los champús tradicionales contienen muchos más ingredientes que no son necesarios y que pueden resultar dañinos.

 

Los más típicos son estos: 

Sulfatos/Tensioactivos: Se consideran un irritante primario de la piel, pero se usan porque son baratos y hacen mucha espuma. Eliminan la capa protectora de la piel y del cabello. Llegan al torrente sanguíneo, pudiendo afectar a órganos vitales como cerebro, ojos y corazón. Pueden ser perjudiciales para el sistema inmune.

Siliconas: Impiden que la piel y el cabello respiren, dificultando la regeneración natural de las células. Producen sequedad. Su uso continuado provoca su acumulación en el cabello, haciendo que se ensucie antes y que presente mal aspecto. Son un importante contaminante del medio ambiente.

Alcoholes: Contribuyen a aumentar a sensibilidad de la piel, así como a su iritación. Potencian la penetración cutánea de ciertos compuestos, por lo que si el producto que usas contiene ingredientes perjudiciales, los alcoholes que contenga ayudarán a que estos penetren mejor en tu cuerpo. 

Aceites minerales: Son derivados del petróleo con un efecto similar a las siliconas, dan una sensación de suavidad artificial y taponan los poros.

 

El problema del uso de champús con estos ingredientes no es su uso esporádico, sino la exposición constante, durante años y años, a pequeñas cantidades de químicos, cuyos efectos sobre la salud no se conocen a largo plazo. Muchos de estos ingredientes son bioacumulativos, se introducen en el torrente sanguíneo a través de la piel, quedándose la mayor parte de ellos retenidos en nuestro organismo porque nuestro cuerpo es incapaz de eliminarlos.

 

Las soluciones a este problema por las que puedes optar son diversas. Puedes no lavarte el pelo con champú y unirte al movimiento no poo, últimamente muy extendido, o lavarte el pelo con champú natural, que es lo que hago yo.

Este tipo de champú llena en cabello de nutrientes y le da mejor vida. Evita la caída, la sequedad y la poca elasticidad, proporcionando al cabello más protección e hidratación, sin dañarlo.

 

Los champús naturales no están testados con animales, y con su uso se contribuye al cuidado y respeto del medio ambiente, pues se eliminan de las aguas utilizadas para la ducha los químicos pesados, dando paso a sustancias bio-degradables.

 

Por el momento estamos muy contentas con los resultados obtenidos. Hace tiempo que utilizamos champú natural y hemos notado las diferencias.

 

Y tu? Notarás al diferencia y tendrás un cabello mucho más saludable.

 

0 comentarios

ETIQUETAS, ese gran desconocido

En muchas ocasiones, a la hora de elegir un cosmético que se adapte a nuestras necesidades, se nos plantea un mar de dudas. Intentamos despejarlas leyendo sus etiquetas, pero para nuestra sorpresa, desconocemos que son la mayor parte de los ingredientes que contienen, su origen, para que se utilizan, e incluso los beneficios, o no, que pueden aportarnos.

 

Por eso, desde HATIPAI queremos ayudaros a saber interpretar correctamente la etiqueta de un producto cosmético. En ellas podemos encontrar desde que producto es, su marca, su fecha de caducidad, sellos de certificación, etc.....hasta sus ingredientes.

 

Los cosméticos, como otros tantos productos que consumimos a diario, están sujetos a normativa europea, la cual indica la información ineludible que debe estar impresa en la etiqueta y el envase para que el consumidor esté adecuadamente informado. Esta información consta de siete elementos:

  • Nombre y dirección de la compañía responsable de la puesta en el mercado del producto. De este modo el consumidor siempre sabe quién es el responsable del producto.
  • Nombre del producto.
  • Función del producto, por ejemplo ‘Loción corporal’
  • Precauciones de empleo. Indica cómo usar el producto de manera segura.
  • Contenido y lista de ingredientes. Este listado garantizan la transparencia necesaria en cuanto a la composición del producto.
  • Fecha de caducidad o la duración tras la apertura. Es un dato al que hay que prestar atención, pues algunos productos son perecederos o pierden sus propiedades pasado ese tiempo.
  • Número de lote. Permite obtener todos los datos del producto mediante su trazabilidad.

Todos los elementos citados son fácilmente identificables, al igual que los sellos que indican que los envases son reciclables, que el producto no ha sido testado en animales, que se ha sometido a una u otra certificación....Además, la mayoría de los símbolos usados en cosmética y perfumería son iguales en toda Europa, permitiendo al consumidor identificarlos independientemente de dónde lo compre y del idioma en el que esté escrita la etiqueta.

 

No obstante, el verdadero quebradero de cabeza de las etiquetas viene en el punto "INGREDIENTES". Hay que decir que, aunque nos suenen rarísimos, no todos son "malos", solo hace falta un poco de entrenamiento para saber distinguir. En el post anterior mencionamos algunos de los ingredientes que debemos tener registrados en nuestra central de alarmas.

 

En los productos cosméticos y de higiene personal existen tres grupos de ingredientes o componentes. Que un ingrediente pertenezca a un grupo u otro dependerá de la función que desempeñe en la fórmula. Estos grupos son:

 

Principios activos

Son los elementos más importantes de la fórmula, ya que son quienes actúan. La mayor parte de los productos de cosmética industrial apenas contienen una mínima parte de principios activos.

 

 Excipientes

Son las sustancias que hacen que el producto en cuestión tenga una textura concreta, haciendo que su aplicación resulte más cómoda.

 

Aditivo

Son todos aquellos componentes que sirven para dar color y aroma al producto, así como las sustancias químicas conservantes que alargan la fecha de caducidad. Los productos naturales no necesitan colores ni aromas sintéticos.

 

Es importante saber, al leer el listado de ingredientes, que los componentes aparecen ordenados por la proporción en la que están presentes en el producto. Es decir, un producto llevará más cantidad de los ingredientes que están escritos en primer lugar, y mucha menos de los que se encuentran al final de la lista.

Hay que prestar atención a si estos ingredientes del principio tienen una procedencia natural o, por el contrario, son todos químicos artificiales. Deberíamos evitar aquellos productos que entre los primeros ingredientes se incluyan perfumes y derivados del petróleo.

Es recomendable evitar aquellos productos con una lista de ingredientes interminable. Una lista corta nos indica que el producto es más natural.

 

No obstante, para asegurarte de que lo que pone en la etiqueta es cierto, sobretodo en cosmética natural, busca el sello que lo certifica. No todo lo que pone ecológico y natural en realidad lo es. Si no está certificado, nunca sabrás si lo que pone en la etiqueta es cierto o no, puesto que no ha pasado ningún control.

 

A continuación, os mostramos la etiqueta de uno de nuestros productos como ejemplo. En ella enumeramos todos los puntos indicados con anterioridad.

Leer más 0 comentarios


RPGD-LOPD

Principios activos demostrados

Respetuososo con el medio ambiente y cruelty free

Listado de Inci's con total transparecia

Productos fabricados en España



Horario de lunes a viernes de 9:00h a 14:00h.

Telf. contacto: 626387108.

Mail: info@hipatiabiocosmetics.com