· 

¿Quieres una piel perfecta en verano?

El verano está  a vuelta de la esquina. Llega el momento de disfrutar del sol, de cargar las pilas. ¿Quieres disfrutarlo al máximo sin que le pase factura a tu piel?. Aquí te dejamos una serie de consejos y recomendaciones que harán que luzcas un bronceado de infarto y, lo más importante, una piel saludable.

 

1.Protección solar. Aunque suene a tópico del verano, no está de más recordarlo. Para proteger nuestra piel de las radiaciones solares debemos utilizar un fotoprotector acorde a nuestras características físicas, color de piel, ojos y cabello. Es necesario aplicarlo entre 30 y 40 minutos antes de iniciar la exposición al sol, con la piel seca, debiendo renovar su aplicación cada 2 horas o tras baños prolongados.

2. Ropa y complementos. Escoge ropa ligera y clara, y, siempre que puedas, utiliza gafas de sol y sombrero o gorra, el cuero cabelludo y las orejas son los grandes olvidados, los que más sufren las consecuencias de una exposición prolongada. Olvídate de utilizar colonias o perfumes que contengan alcohol, podrían causarte manchas en la piel.

3. Exposición. Empieza con una exposición gradual los primeros días, y evita siempre la exposición al sol en las horas centrales, a esas horas se está mejor en el chiringuito tomando algo fresquito.

4. Limpieza cuerpo y cara. Utiliza productos suaves para la limpieza diaria, que eliminen la suciedad pero protejan el manto ácido de la piel, como el Antioxidant shower gel.

Hay que prestar especial atención a la limpieza del rostro, puesto que el aumento de la sudoración en verano puede contribuir a la acumulación de impurezas, haciendo que los poros se taponen y den origen a molestos granitos. El jabón de arcilla verde y moringa, con su efecto depurativo y purificante, elimina suavemente las toxinas e impurezas acumuladas, dejando la piel limpia y suave.

5. Alimentación. Refuerza el consumo de frutas y verduras, ya que son ricos en vitaminas antioxidantes, y bebe mucha agua, fundamental para mantener una óptima hidratación.


6. Hidratación. Utiliza fórmulas que hidraten y nutran la piel, para evitar que luzca seca y apagada, como el Regenerative Body Milk, con ingredientes que retienen la humedad de la piel, como la manteca de karité, y son ricos en antioxidantes, como el aceite de aguacate y la estevia, protegiéndola del daño y del envejecimiento causado por agentes externos como el sol y contaminación.

Para el rostro busca productos específicos que, además, contengan ácido hialurónico, como el Moisturizar facial fluid o la anti-aging soothing facial cream, el cual irá  aportándole a tu piel humedad a medida que la vaya necesitando.

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0