beneficios del TRIGO INTEGRAL y la avena

 

Los beneficios de trigo integral se conocen desde hace años. Pero, sus beneficios para la salud dependen de la forma en la que se consuma.

 

El trigo procesado no contiene las mejores partes del grano.

Durante el procesamiento del grano, se elimina el 40% de su contenido original, lo que lo hace ser menos nutritivo.

 

 

El 100% de los nutrientes del trigo integral contiene germen de trigo y salvado. Así, cuando se come trigo completo se disfruta de los muchos beneficios para la salud que vienen con el grano. El trigo integral en su forma original es una de las fuentes más ricas en fibra, manganeso y magnesio.

 

Los alimentos integrales, incluyendo el trigo integral, son bien conocidos por sus muchos beneficios para la piel.

 

1. Proporciona una serie de nutrientes

El selenio presente en los cereales integrales, incluyendo el trigo integral, es muy beneficioso para la piel. Uno de lo beneficios que se obtiene cuando se come trigo integral es que nutre la piel gracias a las propiedades antioxidantes del selenio.

 

2. Protege del sol

 Las propiedades antioxidantes del trigo protegen la piel de los efectos dañinos del sol. También protege la piel de otros daños ambientales.

 

3. Proporciona una bonita piel

 ¿Quién no quiere una piel hermosa y radiante? Bueno, con el alimento entero de trigo, puedes obtener exactamente eso! La vitamina E y el zinc presente en el trigo entero te dará una piel hermosa, sana y brillante.

 

4. Promueve la elasticidad de la piel

 El selenio es un mineral que ofrece maravillosos efectos para la piel. Actuando como un agente natural antienvejecimiento, el selenio ofrece una piel radiante. También conserva la elasticidad de la piel.

 

5. Combate el acné

 El trigo integral tiene mucho contenido en fibra, que ayuda a limpiar el cuerpo mediante la eliminación de toxinas dañinas. Cuando se eliminan estas toxinas, la piel se vuelve menos propensa al acné.

 

6. Previene el cáncer de piel

 El selenio que se encuentra en el trigo integral y en otros granos completos es ideal para protegerse de ciertos tipos de cáncer de piel.

7. Proporciona energía

La vitamina B presente en el trigo integral proporciona al cuerpo la energía que necesita para funcionar correctamente. Esto significa que el cuerpo funciona de manera más eficiente.

8. Ayuda al tránsito intestinal

El trigo integral es una fuente rica en fibra. Cuando el cuerpo recibe la cantidad adecuada de fibra, mejora el tránsito intestinal. El salvado del trigo integral evita que se desarrolle el síndrome del colon irritable.

 

 

9. Reduce el riesgo de enfermedades del corazón

Hacer del trigo integral y de otros granos completos una parte de la dieta diaria ayuda a evitar las enfermedades del corazón.

10. Aumenta la salud ocular

La vitamina E, la niacina y el cinc del trigo integral disminuye el riesgo de cataratas y de degeneración macular. También ayuda a frenar la progresión de la pérdida de la visión.

Otra alimento complementario es la AVENA:

 

¿Por qué es buena para las dietas? Porque ofrece pocas calorías -130 por taza- y te deja lleno por mucho más tiempo que otros alimentos, ya que se digiere lentamente, haciendo que tengas menos hambre. Tiene bajos niveles de grasas, pero gran cantidad de fibra y proteína, elementos que te sacian y mejoran tu sistema gastrointestinal.

 

Es libre de gluten

Si eres celíaco, no dudes en incluir la avena como una opción para tu desayuno, ya que no tiene muchas de las proteínas halladas en el gluten. Si eres muy sensible al gluten debes tener cuidado, porque la avena puede tener restos de gluten por procesarse en el mismo sitio que otros granos, aunque en sí no deberías tener problemas con esto.

Previene enfermedades

El consumo regular de avena reduce el colesteros LDL, estabiliza los niveles de insulina en sangre y contiene elementos que ayudan a reducir el riesgo de cáncer. Por eso, la avena previene enfermedades cardiovasculares, evita el desarrollo de la diabetes tipo 2 y de algunos cánceres, especialmente los relacionados con causas hormonales como el de mama. También contiene antioxidantes que protegen de las enfermedades y el fallo del corazón; y mejora el sistema inmune en general, previniendo de enfermedades menores como las gripes.

Trata el acné

Mucha gente utiliza la avena como un remedio natural para el acné. Una forma muy fácil de utilizarla es cocinarla, dejar enfriar hasta que esté tibia y colocar esta cataplasma en las áreas afectadas; deja actuar por unos minutos y luego enjuaga. Otra opción son los exfoliantes a base de avena, que generalmente se utiliza molida con agua, miel, bicarbonato de soda o cualquier otra opción que se te ocurra para hacer una pasta.

Suaviza la piel seca o irritada

La avena se ha utilizado desde siempre para tener una piel bonita y saludable. Es ideal para aquellas personas que tengan la piel extremadamente seca, así como también para aquellos que la tengan irritada por quemaduras del sol, hiedra venenosa y otras causas.

 

Es muy importante conocer los beneficios o las desventajas que conlleva consumir ciertos alimentos. Poco a poco podemos intriducir en nuestra dieta alimentos nuevos y cambiar nuestros hábitos, haceindolos mejores y más sanos.

 

Os dejamos una receta de pan integral con avena. Está buenísimo y es estupendo para complementar el desayuno.

Fermento:

140gr harina integral de trigo

100gr de agua

20gr de lebadura fresca

una cucharadita de postre de azúcar

 

Preparamos el fermento:

Diluimos la levadura en el agua calentita, 5 segundos en el micro es suficiente.

Mezclamos bien y dejamos reposar cubierto con un paño de cocina hasta que doble su volúmen.

Puede tardar de 30 minutos a 1 hora. En invierno le cuesta más, es necesario dejarlo en una habitación cálida.

Ni se te ocurra meter las manos, la mezcla es muy pegajosa. Ya amasaremos después.

Si tienes un robot de cocina es ideal.

Para la Masa:

150gr de harina integral

150gr de harina de fuerza

150 gr de leche

30gr de mantequilla

1 cucharadita de postre de sal

Sacamos de la nevera la mantequilla y la leche, para que se vayan atemperando.

Cuando tenemos el fermento listo añadimos la mezcla de las harinas, sal, mantequilla y la leche.

Mezclalo todo bien, remueve con una paleta o robot.

Ahora incorpora las semillas o frutos secos que deseas. Revuélvelo todo bien.

Ahora toca amasar durante 10 minutos, si tienes robot es muy fácil, sino enharina una superficie y amasa.

Coloca la masa en el molde, y deja en un lugar cálido tapada con un paño durante 1 hora. Verás como la masa sube hasta la superficie del molde.

Esparce las semillas que has reservado por encima.

Precalienta el horno 10 minutos a 220ºC. Luego introduce durante 25 minutos hasta que esté dorado por encima.

Si quieres que tenga corteza por los lados, sácalo del molde y déjalo 5 minutos en el horno.

Por último sácalo del horno y déjalo enfriar.

 

Esperamos que os guste!!!!

Escribir comentario

Comentarios: 0